TODOS LOS TEMAS
Salud perruna

El dolor en los perros: síntomas y señales de que un can sufre alguna molestia

Compartir

Hay dolores crónicos, dolores agudos o repentinos, dolores que se incrementan con el tiempo... lo cierto es que muchos canes son capaces de aguantar molestias considerables sin, aparentemente, quejarse. Por eso es clave prestar atención a muchos síntomas que podrían significar que nuestro perro sufre algún tipo de dolor para así acudir cuanto antes al veterinario: la detección temprana es crucial para tratar incontables dolencias con éxito. Y, recuerda, es mala idea, siempre, automedicar a tu perro, especialmente con medicinas para humanos.

 

Hay muchos tipos de dolor, obviamente, y aunque en algunos casos será más fácil detectar un problema -si, por ejemplo, un can se queja al saltar de un sofá o al subir unas escaleras- en muchas otras ocasiones los síntomas son más sutiles o muy diferentes, como si no tuvieran nada que ver con algún problema físico.

¿Cómo intuir que un perro siente dolor? 
 

1. Cambios en sus hábitos cotidianos

Cuando un perro siente dolor puede pasar mucho más tiempo echado, incluso dormir más.

La pérdida de apetito o un cambio drástico en la cantidad de comida o de agua que bebe un can también es un síntoma a tener muy en cuenta.

Y si de pronto le cuesta comer algún tipo de alimento (más duro, huesos, etc.) igualmente, puede deberse a problemas dentales. 

Si está menos alerta, si no te presta atención como antes... quizá no se encuentra bien.

 

2. Agitación, incapacidad para estar tranquilo


Si su perro se mueve de un lado a otro, si parece que le cuesta acomodarse, si pasea de aquí para allá... podría haber un problema subyacente.

A veces cuando hay un dolor abdominal los perros se estiran haciendo un gesto parecido al de la invitación a jugar.  En ese caso también suelen lamerse el hocico y esconder la cola. A veces estos cambios de postura solo duran unos segundos por lo que hay que estar atentos para diferenciarlo de la invitación al juego tradicional.

 

3. Aseo excesivo 

Si un perro se lame las patas o alguna parte de su cuerpo de forma insistente y excesiva, puede ser una forma de calmarse ante un dolor repentino que no no tiene porqué ser visible (es decir, no siempre es porque se esté chupando una herida).

También lo contrario: si un can siempre se ha lamido para limpiarse y de pronto no lo hace...  

 

4. Jadeos o respiración alterada, exceso de vocalización

Los perros regulan su temperatura corporal jadeando por lo que este comportamiento es totalmente normal pero si ves que tu can está jadeando en exceso en un momento en el que no ha hecho ejercicio o no hace demasiado calor, eso podría ser un síntoma de que le cuesta respirar. 

Por otro lado, si un can gruñe o aulla, si gime o si ladra más que antes... también hay que prestar atención. No siempre son tan "vocales" cuando sienten dolor pero sin duda es su manera de indicar que algo no va bien.

 

5. Comportamiento antisocial o aparentemente agresivo

Los cambios de comportamiento en un can pueden señalar problemas físicos: si un can se esconde o de pronto rechaza ser tocado, si no viene a saludarte a la puerta cuando llegas o no muestra interés por salir a pasear, si está antisocial y se aparta o incluso gruñe cuando alguien va a acariciarle... son señales que pueden indicar dolor.  

 


6. Problemas de movilidad


Los signos más obvios de dolor en los perros son los que afectan a su movilidad: las cojeras o una repentiena y excesiva lentitud al moverse. Si de pronto a tu can cuesta subir y bajar escaleras o tarda más en levantarse, parece que no tiene ganas de hacer ejercicio... esto puede indicar que ha sufrido alguna lesión o incluso que tiene artritis.  

 

7. Temblores 


Cuando un perro tiembla no es necesariamente porque tiene frío: puede ser un signo de dolor o un síntoma de algo más grave, como intoxicación, pancreatitis o enfermedad renal. Los perros que han ingerido grandes cantidades de chocolate o del aún más peligroso xilitol, por ejemplo, a menudo sufren temblores musculares severos.

 

El responsable de la Clínica Veterinaria Olivares explica en este vídeo diversos tipos de dolores en los canes y cómo identificarlos:

 

Y aquí, un repaso al dolor en perros y muchos otros animales:

 

La foto que encabeza este texto es de The Found Animal Foundation

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar